«El partido tenía que haber estado acabado mucho antes»

Imanol Arregui volvía a hacer un análisis muy parecido al ya escuchado en jornadas atrás. El técnico de Osasuna Magna lamentaba la cantidad de ocasiones claras de gol falladas ante el Ribera Navarra y que al final acabaron posibilitando que los de Tudela empatasen a dos goles.

«No estoy contento porque creo que es un partido para ganar, otra vez. Se va a quedar todo en la anécdota de encajar un gol a falta de ocho segundos pero es que hemos tenido ocasiones que no se pueden fallar. En Primera División si tienes tantas ocasiones claras tienes que meter dos o tres de ellas. La última era para finiquitar el partido y de ahí hemos pasado al empate. Creo que en la segunda parte hemos sido mejores pero hay que plasmar la superioridad en el marcador cuando las tienes. No hemos sabido hacerlo a pesar de que hemos tenido dos o tres ocasiones muy claras en la segunda mitad», afirmaba.

El de Irurtzun reconocía que marcando tan pocos goles es muy difícil ganar porque eso te obliga a un trabajo defensivo muy notable: «No podemos fallar tanto. Metiendo dos goles es muy complicado, tanto en casa como fuera, porque luego tienes que estar perfecto en lo demás. El primero nos lo han metido en una estrategia por un error nuestro en el bloqueo y el segundo ha llegado tras defender bien el cinco hasta esa jugada. Pero como digo, el partido tenía que haber estado acabado mucho antes».

Al margen del 2-2, Imanol valoraba positivamente el trabajo de sus jugadores y recalcaba que los verdes merecieron sumar los tres puntos: «Hemos merecido ganar. La primera parte ha estado más igualada, es verdad que Asier ha sacado dos o tres muy buenas y nosotros también hemos tenido un par bastante claras. Pero como te digo creo que en la segunda parte hemos sido mejores y hemos tenido las ocasiones más claras, pero no vale con eso».

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email