La historia se repite

Osasuna Magna quedó eliminado de la Copa del Rey tras encajar un 5-1 en su visita a la pista del Industrias Santa Coloma. Los navarros llegaron hasta los Cuartos de Final y de nuevo se repitió el guión de partido visto en los encuentros anteriores. El Xota tuvo que ir a contracorriente en el marcador y aunque llegó a empatar con el tanto de Fabinho, un gol a pocos segundos del descanso les puso en desventaja. Ya en la segunda mitad cuando mejor estaban los nuestros Santa Coloma consiguió sentenciar. De nuevo el acierto le dio la espalda al equipo de Irurtzun, que acabó encajando un abultado marcador sin merecerlo.

El equipo llegaba a tierras catalanas con hasta cuatro bajas importantes, dada la ausencia por paternidad de Roberto Martil. Aun así Osasuna Magna dio la cara. En los primeros minutos el equipo hacía presión a media pista, templando el partido. La primera llegada con peligro llegó al paco de empezar con un pase interior que ganó Carlos Vento y que Mario logró despejar. Luego lo intentó Dani Zurdo con tiro desde fuera del área. Los locales buscaban el tiro exterior ante la ordenada defensa verde. David Álvarez cruzó en exceso y Uri Santos estuvo a punto de llegar en el segundo palo.

El 1-0 llegó en el minuto siete de partido, cuando Uri Santos en un primer disparo se topó con Asier y el balón salió repelido al larguero. Ya en el rechazo, el jugador local logró marcar a la media vuelta. A continuación era Borja el que realizaba una buena parada a disparo de Linhares. También Asier evitó el segundo con una parada en la que supo tapar el primer palo a duro golpeo de Rufino.

El partido había ganado en velocidad fruto de la diferencia en el marcador y de esa manera, Fabinho hizo el 1-1 al rematar de primeras un pase diagonal de Dani Zurdo. El ala brasileño mandó el balón a toda la escuadra. Xota había subido la presión e incomodaba mucho la salida del rival. Éstos se veían obligados a jugar en largo, mientras que el gol le sentó muy bien a Osasuna Magna. Industrias buscaba la espalda con balones lejanos pero Asier se mostraba atento y también Fabinho tuvo que interceptar un pase lejano que podía suponer peligro. Cuando parecía que el partido llegaría con empate al descanso, a falta de 24 segundo Drahovsky superó a la zaga navarra dentro del área y venció a Asier Llamas para colocar el 2-1. De nuevo por detrás. Imanol apostó por el portero jugador pero no hubo tiempo.

Al paso por vestuarios salió mucho mejor el equipo navarro, aunque una pérdida en media pista a punto estuvo de causar un disgusto. Asier Llamas desbarató un mano a mano con Uri Santos. A esa acción le iban a seguir los mejores minutos de Osasuna Magna. Linhares gozó de una gran conducción y entre dos defensores se sacaba un punterazo que impactó en Borja. También Carlos Vento se topó con la madera tras un “misil” con pierna diestra que cruzó al palo contrario. Dani Zurdo por la derecha hacía diabluras buscando el golpeo interior a pierna cambiada, pero tampoco contaba con el acierto necesario. En el 29 de partido una jugada colectiva entre Raúl, Dani Zurdo y Carlos Vento no encontró rematador con Borja ya superado.

Pero sin duda la mejor ocasión del partido la iba a tener primero Dani Zurdo con un golpeo que Borja interceptó con una gran estirada y en el rechazo, Carlos Vento sin oposición no lograba mandar el balón a gol. Osasuna Magna perdonó en exceso y por eso acabó pagándolo tan caro. Así, en el 31 de partido David Peña hacía el 3-1 y tras optar Imanol Arregui por el juego de cinco, acabaron llegando los demás. Khalid hacía el 4-1 en el minuto 37 al ganar un balón dividido en media pista, Fabinho era expulsado por doble amarilla instantes después y ya casi sobre la bocina Cardona colocaba el definitivo 5-1.

Dura derrota que evidencia la carencia goleadora del equipo en este tramo de temporada, aunque los nuestros vienen compitiendo de tú a tú a pesar de las lesiones.

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email