Osasuna Magna perdona demasiado y acaba perdiendo en Anaitasuna

Dolorosa e injusta derrota de Osasuna Magna en la visita del Industrias Santa Coloma a Pamplona. El conjunto catalán se llevó los tres puntos gracias a un gol de Verdejo en el minuto 39, cuando ambos equipos jugaban de cinco. Antes, un partido en el que, sobre todo en la primera mitad, los verdes tuvieron ocasiones de sobra como para haberse adelantado en el marcador. También Santa Coloma dispuso de llegadas peligrosas en las que Asier se mostró a un gran nivel. Además, el Xota reclamó una mano dentro del área visitante que los colegiados no apreciaron como tal.

Los primeros 20 minutos ofrecieron un partido muy disputado, en el que la defensa local supo mantener a raya a los catalanes, que gozaban de una mayor circulación de balón. Por su parte, Osasuna Magna salía con más verticalidad y velocidad en sus conducciones. Raúl y Neno fueron los primeros en generar peligro sobre la puerta de Borja, aunque fue Fabinho a los nueve minutos quien dispuso de la llegada más clara. Linhares protagonizó una rápida conducción que tras jugar con Carlos Vento, éste dejó pasar el balón y Fabinho golpeó demasiado alto. A continuación era Rufino el que buscaba sorprender a Asier Llamas. También Verdejo quiso ajustar un lanzamiento raso que se marchó fuera rozando la madera. De nuevo Osasuna Magna iba a contar con otra clara oportunidad de gol antes del descanso. En este caso fue Dani Zurdo el que desde medio campo probó fortuna al ver a Borja adelantado y el esférico acabó golpeando en la madera.

Al paso por vestuarios el partido no ofrecía tantas llegadas al marco rival y en el caso de los navarros, los verdes no sufrían demasiado. Aún así Linhares estuvo muy cerca de conectar un balón al segundo palo tras golpeo previo de Dani Zurdo, que buscaba sorprender desde la frontal. Después sería Roberto Martil el que desaprovecharía la mejor ocasión del partido. Linhares colgó un balón al interior del área y una vez superado el portero, el capitán de Xota llegando desde atrás y suspendido en el aire no consiguió introducir el balón dentro de la portería. El esférico se marchó alto. Todo el pabellón en pie ante la clara ocasión de los verdes.

A 3:58 para el final Imanol Arregui apostó por el juego de cinco y en una de las primeras circulaciones de balón en campo rival, el esférico fue interceptado con la mano dentro del área visitante. Una situación que los colegiados no apreciaron pese a que pabellón, jugadores y banquillo local, lo reclamaron con gran ímpetu. Una jugada que pudo haber marcado el devenir del resultado, porque en la siguiente acción con portero jugador para Santa Coloma, Verdejo finalizaba en gol. Ese tanto supuso el 0-1 y aunque los navarros lo intentaron hasta el final, los tres puntos se marcharon de Pamplona.

Dura derrota por cómo se produjo y que se suma a la sufrida hace unos días en Manzanares. El próximo domingo a las 21:00 horas Osasuna Magna tendrá una nueva oportunidad con el segundo partido que tiene pendiente por jugar, en este caso visitando al Real Betis.

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email