«Manzanares es un rival duro, que nunca baja los brazos»

Imanol Arregui se muestra resignado ante las dificultades que supone afrontar un calendario tan apretado como consecuencia de la Covid-19. Además, aquellos jugadores que habían sido confinados por el virus tan solo han podido gozar de dos entrenamientos con el grupo antes de partir de viaje con destino a Manzanares.

«Otra vez en la que prácticamente no hemos entrenado con todos. Afrontamos el partido con lo que hay, es una consecuencia del virus y ya está. Tenemos que asumir lo que nos viene, no solo el sábado, sino durante este próximo mes y medio en el que tenemos una vorágine de partidos increíble. No es lo más recomendable pero es así. Ya el calendario estaba cargado y el habernos contagiado ha hecho que todavía tengamos una mayor carga de partidos. Hay que asumirlo con toda la naturalidad del mundo, jugarlos e intentar ganar», dice el técnico navarro.

El entrenador de Osasuna Magna es consciente de lo que implica la falta de continuidad competitiva, más allá de la intensidad que se pueda tener en los entrenamientos: «Los que salen de confinamiento llevan siete días parados sin hacer nada, aunque hayan estado en casa haciendo alguna cosa, pero no tiene absolutamente nada que ver con la intensidad de los entrenamientos. Y esta intensidad de los entrenamientos tampoco tiene nada que ver con el ritmo de partido… Llevamos mucho tiempo en el que sólo hemos jugado un partido contra Burela, que por cierto jugamos fatal, y al final cuando llevas mucho tiempo sin jugar siempre va en contra tuya. Si no tenemos tiempo para entrenar se notan las carencias mucho más y luego, evidentemente, mentalmente tampoco estás tan fuerte».

De todas formas, insiste en que no debe ser excusa: «Como te digo, es lo que nos está tocando a vivir a todos en general y hay que intentar afrontar los partidos lo mejor posible. Vamos a ver cómo salimos de toda esta vorágine de partidos porque hay que recordar que seguimos con las bajas de Tony y Bynho. Una vorágine así con una plantilla tan corta es algo que nos puede pasar factura, aunque esperemos que no. Vamos a intentar afrontar todos los partidos lo mejor posible, partido a partido».

En cuanto al rival de este sábado, el Manzanares FS, Imanol Arregui avisa del potente y mejorado nivel que se encontraran delante. El de Irurtzun tiene muy clara la exigencia que deberán afrontar durante todo el partido: «Se trata de un rival duro, sobre todo en su pista donde será difícil. Aquí en Pamplona no pudimos ganar (1-1) y en su pista todavía son más fuertes. Además se han reforzado muy bien. Manzanares podrá ganar, empatar o perder, pero nunca baja los brazos. Siempre es capaz de no dejar de competir durante los 40 minutos y tienen un entrenador que sabe perfectamente lo que hace. Siempre tiene a sus equipos muy bien estructurados y nos van a poner las cosas muy difíciles, seguro».

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email