Nueva derrota en los instantes finales en Jaén (4-3)

Magna Gurpea volveió a encajar una derrota agónica (4-3), esta vez ante Jaén Paraiso Interior en la difícil pista de La Salobreja. Los de Imanol realizaron un excelente partido en juego, intensidad y ocasiones pero  un gol de Mauricinho de doble penalti a diez segundo para el final del partido le condenó a otra derrota injusta y dolorosa. Los tres puntos de los de Dani Rodríguez suponen su clasificación para la Copa de España. Los verdes tendrán que esperar a la última jornada para certificar su presencia en Ciudad Real.

El partido comenzó con un ritmo vertiginoso a la altura de lo que estaba en juego entre los dos equipos, nada más y nada menos que un billete para la Copa de España. Magna Gurpea avisó primero con varios disparos que Didac repelió mostrando su seguridad bajo palos. Tras unos minutos de reparto de ocasiones, Rafa Usín abriría el marcador en la Salobreja tras un saque de esquina que no llegó a detener el meta local. 
pic (3)

Tras el gol, los jienenses comenzaron a dominar el encuentro sin demasiada fortuna de cara portería, mientras el equipo navarro esperaba su ocasión a la contra. Aun así, Campoy establecía de nuevo la igualdad en el luminoso tras rematar al fondo de la red un saque de esquina. Pero otra vez los navarros, al filo del descanso, volvían a ponerse por delante, el brasileño Araça aprovechó un robó del esférico a Solano y acabó consiguiendo el gol.

Cuando todo hacía indicar que el partido se marcharía con 2-1 al descanso, Mauricinho devolvió las tablas tras ejecutar un doble penalti que dejaba todo por decidir en el segundo acto. En la segunda mitad, Magna Gurpea pegaba primero, Roberto Martil aprovechó un disparo de Yoshikawa al palo para establecer el 2-3 en el 25′. Los jionenses apretaban en busca del empate, pero Magna Gurpea también disponía de buenas ocasiones para ampliar la distancia, como un remate a puerta vacía que no pudo definir Dani Saldise.

Emergió Asier también en los momentos claves para evitar el empate de los andaluces, lo que supuso que los de Dani Rodríguez comenzaran a atacar con portero jugador. Cuando el tiempo se acababa y todo parecía perdido, apareció Solano para levantar a la Salobreja con un gol de falta directa. Yoshikawa se enfundó la camiseta de portero jugador pero Didac se hizo con el balón a falta de 10 segundos y fue objeto de falta. Maurincinho de doble penalti, marcaba el tanto que suponía el definitivo 4-3.

Compártelo
  • Facebook
  • Twitter
cartel inter
IMG-20161021-WA0005
OSASUNA