Roberto Martil: «Son partidos de mucha tensión y el nerviosismo estaba ahí»

Roberto Martil fue uno de los jugadores que nada más acabar el partido en Santa Coloma cogió su teléfono móvil para presenciar los últimos minutos del Valdepeñas – Fútbol Emotion, en el que el conjunto maño estaba empatando. Sin embargo, el capitán navarro saltó de alegría junto a sus compañeros al ver el gol de Valdepeñas y posterior victoria, lo que le daba la salvación matemática al equipo navarro.

Ya más tranquilo atendía a los medios del club para explicar sus sensaciones: «Estoy contento. Son partidos de mucha tensión y que aunque parezca que tenemos ventaja -en la tabla clasificatoria- en cualquier momento se podía haber complicado la cosa. Después del palo del otro día perdiendo en casa contra Burela, el nerviosismo estaba ahí. Además, hemos empatado en una pista muy complicada y pensando que ese punto nos podía dar la salvación, total que Zaragoza se ha puesto empate e incluso ganando… Finalmente Valdepeñas le ha dado la vuelta y nos ha dado la permanencia», relataba el capitán de Osasuna Magna.

Preguntado por el empate a dos goles frente al Industrias, Roberto destacaba el gran partido de los suyos, principalmente en la segunda mitad donde han podido merecer más que el empate: «Ha sido una segunda parte muy meritoria porque Santa Coloma es un equipo muy intenso, que te exige mucho, que te hace correr muchísimo y ha habido rotaciones de menos de un minuto. Es muy meritorio porque incluso la primera parte no es que haya sido mala, pero igual ellos han tenido alguna ocasión más. Nosotros en la segunda parte creo que hemos dado un plus, hemos sido mejores, ha habido un rato en el que hemos estado asediando la portería rival y creo que merecíamos algo más. Como en los últimos partidos nos está faltando un poco más de gol pero finalmente Josu ha podido lograr el empate. Ellos también en la defensa del cinco para cuatro han tenido ocasiones porque son un equipo de mucha calidad y que mueven el balón muy bien. Hemos conseguido aguantar ese puntito que nos da la salvación», decía.

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email