Un injusto desenlace impide que Osasuna Magna sume en Paterna

Injusta derrota de Osasuna Magna (2-1) en su visita a Paterna. Un gol de Rafa Usín en los últimos instantes le dio los tres puntos al Levante, que se aprovechó de una rigurosa expulsión de Bynho a tres minutos del final, dejando en inferioridad al equipo navarro. Antes, sobre todo en la segunda mitad, los de Pamplona tuvieron ocasiones de sobra como para puntuar.

En la primera parte se vio un partido muy intenso, con bastantes imprecisiones fruto de la alta presión que ejercía el cuadro local. Asier Llamas tuvo una destacada actuación a disparos de Araça y Pedro Toro. Después, Bynho con un golpeo en el segundo palo que despejó Fede y Juninho con un envío ajustado pudieron adelantar al Xota. Los de Imanol Arregui fueron de menos a más, aunque alcanzado el minuto 15 fue Raúl el que salvó de cabeza el que podía haber sido el 1-0. A continuación, Rivillos no llegaba por poco al segundo palo. Acto seguido hubo tiempo muerto visitante. Tras la pausa mejoraron los verdes y fue entonces cuando Juninho dispuso de una clara ocasión para los nuestros. Un balón interior de Linhares lo recogió el 3 de Xota y ante la salida de Fede mandó el balón por encima del larguero.

Así se llegó al último minuto del primer periodo, en el que los colegiados decretaron la sexta falta de Xota y hubo un doble penalti. Pedro Toro fue el encargado de lanzarlo pero su envío centrado lo repelió Asier Llamas. Con esa acción se alcanzó el descanso.

Al paso por vestuarios se vio a un Osasuna Magna más equilibrado, con seguridad defensiva y confianza en ataque, ante un Levante que no daba la sensación de ser mejor pese a su potencial individual. Aún así, con solo tres minutos jugados Maxi Resia golpeaba un envío en el segundo palo y su potente disparo lo repelió Asier, pero al caer ajustado al poste se le escapó el balón y éste acabó entrando lentamente para la desgracia del equipo verde.

Tocaba remar a contracorriente y se vio a un Xota ambicioso. El equipo estaba muy entero y en el 27 de partido una gran combinación entre Carlos Vento y Juninho no la culminó Dani Zurdo por centímetros. Después Toni probó desde lejos y acabó siendo en una recuperación de Zurdo, cuando estableció el 1-1 en el marcador. Tras robar en pista rival, Dani condujo y supo colocar la pelota lejos del alcance de Fede para empatar el partido en el minuto 29. A esa jugada le siguió un tiro cruzado de Fabinho que a punto estuvo de ser el 1-2.

Los minutos pasaban y Levante solo podía hacer daño con golpeos lejanos, a los que Asier Llamas respondía con nota. En el 36 de juego Imanol apostó por el juego de cinco con Raúl ejerciendo la superioridad pero justo un minuto más tarde Bynho era expulsado al ver su segunda amarilla. Una decisión muy rigurosa al tratarse de un balón dividido sin que nadie lo tuviese controlado. Al final, esa inferioridad la acabó pagando el Xota, que tuvo que defender varios ataques locales. En uno de ellos, Rafa Usín hacía el definitivo 2-1 a dos minutos para el final. Trataría de empatar Osasuna Magna, pero en tales condiciones fue imposible.

Dura derrota porque lo más justo hubiese sido el empate, pero que deja buen sabor de boca por el trabajo del equipo en la vuelta a la competición. El próximo martes será el Ribera Navarra quien visite Anaitasuna a partir de las 19:30 horas.

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email