Un punto que sabe a victoria (3-3)

Gran punto el que logró rescatar Osasuna Magna en su visita al Palacio de los Deportes de Murcia, donde el equipo primero pudo perder y luego incluso ganar. Al final, la actuación del portero jugador de los verdes fue decisiva para acabar sumando el segundo punto de la temporada.

La primera mitad fue de dominio local, donde ElPozo Murcia contó con varias ocasiones de gol, pero en las que siempre fue Asier Llamas el encargado de desbaratarlas. El gran trabajo del meta de Irurtzun mantuvo con vida al Xota ante los disparos de Gadeia, Dario y Martel, que fueron los jugadores más activos del conjunto murciano. De hecho, fue Martel a los 12 minutos de partido el encargado de inaugurar el marcador anotando el 1-0. Justo antes, Carlos Vento había evitado otro gol cortando un lanzamiento de Gadeia sobre la línea. Por parte de los navarros, Toni al poco de empezar y una mano de Juanjo ante la picada de Dani Zurdo fueron las llegadas más peligrosas para los de Pamplona. Justo antes del descanso Imanol Arregui optó por el portero jugador sin resultado.

Ya en la segunda mitad el equipo tuvo más protagonismo en pista rival. Con dos minutos transcurrido era Linhares el que ponía en apuros a Juanjo y después lo haría Bynho. En cambio, en el minuto 25 se produjo el 2-0 para ElPozo Murcia. Valerio se aprovechaba de una pérdida de balón para con pierna zurda acabar en gol. Sin tiempo apenas para la celebración local reaccionó Osasuna Magna, que en un saque de banda y por medio de Raúl Rocha, el brasileño colocaba el 2-1 de potente disparo. Fue todo un golazo. Dos minutos después y de nuevo Raúl, en esta ocasión desperdiciaba un mano a mano con el portero. De esa jugada que podía haber significado el empate se pasó al 3-1 de Santana. Otro golpe para los verdes que, sin embargo, no bajarían los brazos.

Osasuna Magna nunca se rinde

Al igual que en el anterior gol local, en esta ocasión de nuevo iba a llegar una rápida reacción del Xota. Un minuto después del 3-1 llegó el 3-2, anotado por Toni, que cruzó el balón ante la salida de Juanjo y otra vez metía a los verdes en el partido. Con esa mínima diferencia se llegó a los seis últimos minutos de partido, cuando Imanol Arregui apostó por el portero jugador.

Linhares se enfundó la camiseta rojilla y tras varios ataques sin resultado, una gran jugada colectiva a minuto y medio para el final supuso el empate a tres goles. La dejó pasar Carlo Vento y Linhares de primeras cruzó el balón al palo contrario para superar a Juanjo. Un gran gol que supuso volver a sumar, aunque en los últimos segundos hubo que sufrir. También Dani Zurdo dispuso de una ocasión en la que Juanjo con el pecho logró taponar y evitar así la victoria del Xota.

Se pudo perder y se pudo ganar, pero al final Osasuna Magna sumó un nuevo punto, el segundo tras el obtenido hace una semana contra el Manzanares.

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email